In Compresores de tornillo Monterrey, Compresores monterrey, Mantenimiento de compresor de tornillo

El mantenimiento de compresor de tornillo o pistón es importante y por ningún motivo deben omitirse los periodos de atención recomendados por los fabricantes. Si bien se fabrican con altos estándares de calidad y requieren pocos cuidados cuando son de marcas reconocidas como Evans, Curtis o Milwaukee, pueden presentarse diversas fallas incluso bajo óptimas condiciones de uso.

Los expertos señalan diversos factores que pueden derivar en fallas, como vida útil del sistema o de los componentes, desgaste normal, problemas de instalación, uso inadecuado, falta de mantenimiento, sobretensiones, entre otros. Es importante que conozcan las diversas medidas que pueden prevenir las fallas para evitar sus consecuencias como paros laborales o gastos innecesarios en reparaciones y refacciones. Hemos recopilado algunas de ellas, que es importante apliquen e incluyan en sus programas de mantenimiento preventivo.

Mantenimiento preventivo

Se trata, quizá, del aspecto más importante y de él depende la ausencia o presencia de la mayoría de las fallas. También es una buena manera de evitar que los compresores de aire sean ineficientes. Omitir el mantenimiento preventivo acumulará los problemas y probablemente aparezcan múltiples fallas que pueden ser muy costosas o dejen inservible el equipo.

Durante su aplicación, es importante que usen filtros y componentes adecuados para no dañar su interior. También es recomendable usar el lubricante indicado por los fabricantes, ya que el uso de otro aceite causará barniz dentro del compresor, que es muy perjudicial para su óptimo funcionamiento.

Lubricación periódica

Es importante realizar muestras y cambios regulares de aceite, ya que su omisión puede derivar en barniz dentro del equipo, sobrecalentamientos, niveles elevados de acidez, daños prematuros en los rodamientos y corrosión. Aplica especialmente para los compresores de pistón y de tornillos lubricado, pero no para los secos, que son recomendados para aplicaciones donde se requieren altos niveles de impurezas.

Operaciones conforme rangos normales de temperatura

Los fabricantes definen las temperaturas óptimas de funcionamiento de los compresores de aire por diversos motivos, entre los que destaca el sobrecalentamiento. El uso de lubricante puede evitar el problema, sin embargo, no es suficiente. Si los equipos son operados fuera del rango normal de temperatura, se descompondrá el aceite y ocurrirán problemas con los rodamientos, por lo que asegúrense de no rebasarlos.

Una buena manera de evitar el sobrecalentamiento es revisar los filtros de aspiración. Asegúrense de que se encuentren limpios y que sean adecuados para su compresor. También deben corroborar que la haya una óptima ventilación en la sala de compresores. En caso de que no la haya, redimensionen el sistema de ventilación o desplacen el compresor en un sitio más fresco y libre de humedad.

Asegurar el acoplamiento de los componentes

Los compresores de pistón, centrífugos y de tornillo rotativo integran algún tipo de acoplamiento. Una de las comprobaciones más importantes del mantenimiento de compresor de tornillo es la alineación de acoplamientos. Si están desalineados entre la unidad de compresión y el motor ocurrirán daños prematuros en los rodamientos. Pueden presentarse también vibraciones, que pueden ir por todo el equipo hasta causar fallos. Algunos consideran que incluso las vibraciones más pequeñas pueden causar daños, sin embargo, ocurren por desalineaciones de mínimos milímetros.

Eliminación de la contaminación

Si bien los compresores de tornillo Monterrey con lubricante son conocidos por su confiabilidad, también son temperamentales, debido a que requieren aire limpio para realizar la compresión. Es inevitable que el aire se mezcle con el aceite a medida que ingresa al compresor. Se trata de un proceso crítico para la operación y durabilidad del equipo.

 Cuando los contaminantes o la humedad del entorno se mezclan con el ambiente, se modifica química y físicamente el lubricante, lo que puede disminuir su vida útil si no se corrige de forma oportuna. Las mejores maneras para evitar la contaminación mientras usan un compresor de tornillo o pistón es el uso de una serie de filtros en línea y la adquisición de secadores del aire. Existen dos tipos: desecantes y refrigerantes. Los primeros se recomiendan en sitios con alta humedad y los segundos para son más asequibles, pero eficientes.

Evitar los problemas eléctricos

Los compresores tienen componentes eléctricos, que se diseñan con tolerancias estrictas para asegurar la eficiencia de su funcionamiento. Si bien presentan ligeras variaciones fuera de las especificadas, operarán de manera normal, sin embargo, los problemas aparecen cuando el equipo opera fuera de los rangos normales de variación. Pueden dañarse si el acoplamiento de los contractores de arranque es incompleto, o si el motor eléctrico opera con altos o bajos voltajes.

Tales problemas pueden ocasionar fallas peligrosas e incluso causar daños en su sistema o en el personal. Deben saber que los motores eléctricos son muy caros, sin importar sus dimensiones, por tal motivo deben adquirir un ejemplar confiable que integre componentes de alta calidad, además, deben estar bajo la supervisión de técnicos en electricidad encargados del mantenimiento de compresor de tornillo o pistón.

Óptima instalación

Es indispensable instalar el compresor de forma correcta y en un buen sitio para evitar la disminución de su vida útil. Cuando se instala en talleres con pésimas condiciones ambientales y altos niveles de contaminación, es probable que termine por averiarse, además, omitir la alineación adecuada de las partes tras adquirir el compresor de aire, puede derivar en fallas debido a rodamientos mal ajustados, tanto en la unidad compresora como en el motor eléctrico.

Tienen que elegir un sitio para colocar de forma fija el compresor de aire, ya que cambiarlo constantemente puede provocar vibraciones o daños en los componentes internos. También debe asegurar que el sitio esté bien ventilado para evitar el sobrecalentamiento. Por último, los usuarios deben corroborar las especificaciones eléctricas y la óptima infraestructura para evitar fallas, que en muchos casos no son cubiertos por las garantías.

Ahora que conocen ya las distintas formas de disminuir las fallas en su compresor estarán preparados ante imprevistos. Si encuentran alguna falla y no detectan su causa, acudan con los expertos de HEFSA. Tenemos un taller con personal altamente capacitado para reparar compresores Monterrey de diversas marcas, como Carroll, Curtis, Evans o Milwaukee, además, nuestros trabajos son 100% garantizados, ya que solo utilizamos refacciones originales.

También podemos proporcionarles compresores en renta mientras reparamos su equipo para que no detengan sus operaciones. Para más información sobre nuestro servicio marquen al (81) 8351 2945, (81) 8351 9423, (81) 8351 3945, o completen el formulario disponible en nuestro sitio web.

Posts recientes
0
Compresores MonterreyCompresores de tornillo