In Compresores de tornillo milwaukee Monterrey, Compresores de tornillo Monterrey, Mantenimiento de compresor de tornillo

Entre las medidas básicas de mantenimiento de compresores de tornillo Monterrey, destaca la lubricación. Implica usar aceite para mantener a los equipos en excelentes condiciones. Es importante adquirir un producto de marca, que integre tres aditivos principales para garantizar su calidad y durabilidad.

El papel de los lubricantes en los compresores

Al igual que otros equipos con muchas partes mecánicas en movimiento, los compresores necesitan enfriamiento, lubricación y sellado de las fugas de aire mientras están en funcionamiento. El aceite satisface esas necesidades. Sus funciones son críticas por lo que debe revisarse y cambiarse constantemente. Su aplicación es similar a la de los vehículos, no obstante, tiene características únicas.

Evita las fallas en compresores de aire y está diseñado y calibrado para sus componentes, como los tornillos. Si se utiliza aceite de automóviles en compresores, ocurrirán desastres, por lo que es importante evitarlo. Cumple varias funciones, como refrigerar el bloque compresor, eliminar los restos de suciedad, proteger los equipos del desgaste y sellar las secciones. Además, adquirir un ejemplar de calidad permite maximizar la vida útil del sistema, reducir los costes operativos y aprovechar toda su capacidad.

La lubricación adecuada garantiza la fiabilidad del equipo. El aceite debe cumplir sus funciones en condiciones extremas, por tal motivo, el funcionamiento del compresor puede comprometerse si no es de calidad. No todos los lubricantes diseñados para sistemas de aire comprimido son convenientes. Utilizar uno adecuado para el compresor de tornillo elimina los peligros de averías.

Aditivos en aceites de calidad

Los fabricantes los diseñan químicamente y bajo pruebas de calidad rigurosas. Utilizan aditivos, que seleccionan cuidadosamente para que el equipo logre un óptimo rendimiento durante el mayor tiempo posible. Los tres más importantes son:

Aditivos de resistencia a la oxidación

El aceite se oxida y crea subproductos de oxidación mientras está expuesto a factores como polvo, agua, oxígeno y altas temperaturas. También genera ácidos y sedimentos que disminuyen su vida útil. El deterioro causa daños graves y reduce el rendimiento de los compresores de tornillo Monterrey.  Los aditivos de resistencia a la oxidación ralentizan la reacción del aceite con el oxígeno y lo mantiene en excelentes condiciones ante altas temperaturas operativas.

De esta manera, se requieren menos cambios de aceite y disminuyen considerablemente los ácidos y sedimentos. Estos aditivos también evitan atascamiento de los filtros, daños en engranajes y cojinetes y bloqueos en las válvulas.

Aditivos de separación de aceite

Según el porcentaje de humedad relativa en el aire, se producen varios litros de vapor de agua durante la compresión del aire, lo que incrementa la tasa de oxidación y deteriora las propiedades lubricantes del aceite. Los fabricantes usan aditivos para mejorar la capacidad de separación del agua y el aceite. Protegen así a los compresores de tornillo rotativo Monterrey de las emulsiones de esas sustancias, evitan la oxidación, mantienen las propiedades originales del aceite y disminuyen la concentración del condensado.

Aditivos de resistencia al desgaste

En ciertas condiciones operativas, puede ser insuficiente una simple capa de lubricante para evitar que las piezas móviles entren en contacto. Los aditivos anti desgaste producen una película con mayor protección y resistencia entre las piezas móviles, lo que inhibe su deterioro. Disminuyen los desgastes en cojinetes, rotores, engranajes, además protegen el elemento compresor.

¿Qué aceite para compresor comprar?

La lubricación de los compresores de tornillo Milwaukee Monterrey pueden realizarse con dos aceites: minerales y sintéticos. Ambos son efectivos, pero tienen distintas propiedades. Para elegir el más conveniente, deben considerarse las condiciones operativas del compresor.

Aceites sintéticos

Mantienen una alta viscosidad en temperaturas elevadas, por lo que brindan una mejor lubricación. Por otra parte, presentan una menor viscosidad en bajas temperaturas si se comparan con los aceites minerales, por tal motivo, disminuyen los inconvenientes del arranque en frío. Repelen el agua, por lo que son convenientes para sitios con alta humedad relativa.

Aceites minerales

A diferencia del tipo anterior, se adhieren mejor a las superficies metálicas y generan una capa protectora de mayor eficacia. De esta manera, se compensa el efecto negativo de la lubricación con aceite mineral a temperaturas elevadas. Posee componentes más volátiles, además se evaporan más rápido, lo que puede aumentar el consumo de aceite y contaminar el aire. Atraen el agua y sufren una oxidación más rápida, por tal motivo, no se recomiendan en entornos con altos niveles de humedad relativa.

Ahora bien, con respecto al cambio de aceite para compresores, tiene que realizarse regularmente para mantener una óptima viscosidad. Al igual que otros lubricantes, se deteriora con el tiempo y es necesario un registro de las fechas de reemplazo.  Los períodos varían según la marca y tipo de aceite. Hay ejemplares que duran 8,000 horas y otros solo 6,000. También es crucial revisar el filtro de aceite y considerar el ambiente de las salas de compresores. Si hay más polvo y calor, el cambio debe hacerse con más frecuencia.

Si desean equipos de calidad o el servicio de mantenimiento de compresor de tornillo, contacten a los expertos de HEFSA. Marquen al (81) 8351 2945 y (81) 8351 9423 para más información.

Posts recientes
0
Compresores de tornilloCompresores de tornillo