In Accesorios para compresores Monterrey, blog, Bombas de agua en Monterrey, compresor Monterrey, compresores de aire en Monterey

Las bombas sumergibles en Monterrey son equipos diseñados para colocarse debajo de un medio líquido, principalmente agua. En su cuerpo está acoplado un motor sellado de forma hermética para evitar daños por infiltraciones y, alrededor del motor, hay una carcasa estanca que tiene aceite para aumentar aún más la protección con la entrada de líquidos, que causarán cortocircuitos.

Al sumergirse el equipo, existe una presión positiva del líquido en su entrada, lo que permite una alta eficiencia, ya que se necesita menos energía para desplazar el fluido a través del circuito de la bomba. En vez de extraer líquido para funcionar, lo empuja durante el bombeo, lo que lo diferencia de otros sistemas. Cabe mencionar que su motor dura muchos ciclos operativos y sin riesgo de sobrecalentamiento, ya que es enfriado directamente por el líquido.

Un aspecto clave de las bombas sumergibles es que se usan en una gran variedad de aplicaciones, por ejemplo, para elevar agua contenida en pozos, solucionar problemas de inundación o drenar aguas pluviales. Los ejemplares de marca se diseñan para tener una larga vida útil (hasta de 20 años); sin embargo, ocurrirán algunos problemas que dificultan su funcionamiento si no reciben cuidados adecuados. A continuación, mencionaremos algunas soluciones para problemas comunes que no requieren asistencia técnica.

El motor no enciende

En caso de detectar este problema en las bombas sumergibles en Monterrey, inicien por lo más obvio. Revisen el estado del disyuntor y de los fusibles. Si este inconveniente se presenta de forma intermitente, es posible que los fusibles tengan corrosión o suciedad. Posteriormente, diríjanse a las zonas de contacto del interruptor de presión para checar su voltaje. Este último será irregular si hay corrosión o residuos, lo que es perjudicial para cualquier motor eléctrico.

Revisen igual si hay un elemento externo que afecte a la bomba. El más común es la arena y su presencia hace que las lecturas de amperaje sean mayores de lo convencional (hasta seis veces más). Para que funcione adecuadamente de nuevo, solo eliminen la arena en el dispositivo.

Variaciones en la temperatura

Si la bomba se sobrecalienta, es probable que haya un problema subyacente, por ejemplo, daños en el motor, aunque hay otras causas de las variaciones en la temperatura del dispositivo, por ejemplo, un medio con una alta temperatura, intervención de materiales extraños, mala instalación o voltajes demasiado altos o bajos.

En caso de que los problemas anteriores no se solucionen, la bomba dejará de funcionar. El sobrecalentamiento elevará la temperatura del agua u otros medios, lo que generará vapor y este afectará el aislamiento del dispositivo. La mejor forma de evitar el sobrecalentamiento es adquiriendo una bomba con materiales de calidad y ajustando cada componente de forma correcta.

El motor funciona con más frecuencia de lo normal o de forma continua

Ambos inconvenientes suelen ocurrir por fugas en el sistema. Recomendamos que revisen la tubería para buscar fugas o signos de daños y chequen el nivel del líquido a extraer. Los motores con ciclos muy rápidos o que se mantienen encendidos ocurren igual si hay deterioro en un interruptor de presión. En este caso, revisen la configuración y eliminen la suciedad en contactos.

Si el motor no se apaga, es posible que haya obstrucciones en la rejilla de las bombas sumergibles en Monterrey o en la válvula de retención, por lo que conviene igual revisar dichos componentes.

Demasiado ruido

En caso de que el equipo haga más ruido de lo normal, revisen las válvulas y que no haya variaciones en el patrón de flujo. Regularmente, este problema se debe a un fenómeno conocido como cavitación, que, de forma sencilla, consiste en la formación de burbujas en el agua, cuyos efectos para las bombas son perjudiciales.

Probablemente, las bombas Monterrey reaccionen a las burbujas formadas durante el empuje del líquido, lo que causa el ruido y disminuye su eficiencia. En este caso, revise la alineación entre la bomba y el controlador. Otra causa de la cavitación son las características del fluido, como la alta viscosidad. La solución es adquirir un ejemplar que se adecúe al medio a impulsar.

Falta de agua en el sistema de bombeo

Esto ocurre si hay problemas en la válvula de retención o si se instaló mal. Si revisaron este componente y el problema continúa, quizá haya un problema con el controlador, por lo que revíselo. Para que el bombeo del líquido se realice adecuadamente, es importante ubicar bien la bomba. En caso de que no haya suficiente flujo de agua, probablemente la bomba no esté totalmente sumergida.

Es común que haya algunas anomalías en las bombas sumergibles, ya que integran muchos componentes, por tal motivo, es indispensable revisarlas periódicamente y brindarle mantenimiento. Si tras estos consejos no logran solucionar el problema, recomendamos que adquieran una bomba con las características adecuadas para el proceso, de modo que perciban sus beneficios en diferentes entornos. En HEFSA encontrarán ejemplares de excelente calidad y marcas reconocidas, como EVANS.

Pidan una cotización acerca de este u otros productos, como los compresores Monterrey al (81) 8351 9423 o envíen un correo a la dirección: ventas@equiposherramientasymas.com.

Posts recientes
0
compresores monterreybombas de agua en Monterrey