In Compresores de aire en Monterrey, Compresores monterrey, Herramientas industriales Monterrey

El aire atmosférico contiene ciertas cantidades de vapor de agua entre otros componentes, los cuales es importante mantener a raya para que los compresores Monterrey se mantengan operativos y sin daños. Al comprimirse el aire, la concentración del agua incrementa, lo que vuelve difícil mantener niveles mínimos de humedad. Para lograrlo es necesario tratar el aire comprimido con ayuda del secador de aire, del cual existen dos tipos: refrigerantes y desecantes. Para escoger el más conveniente es importante conocer sus características, ventajas y aplicaciones.

¿En qué consisten los secadores de aire comprimido?

Se trata de máquinas que permiten la disminución considerable de la humedad dispersa en el entorno o en el caudal del aire comprimido, asimismo, son útiles para tratar el aire, de modo que sea más limpio y que el vapor de agua no provoque daños en las piezas tratadas con los compresores Monterrey o daños en las conexiones y mecanismos. Hay diversos tipos en el mercado cada uno con sus características y ventajas: refrigerantes y desecantes. Los primeros pueden ser o no cíclicos y la diferencia más notable de ambos tipos es el agente que se coloca en el interior de la unidad para secar el aire entrante. Abordemos con detalle cada uno para que determinen cuál es el mejor para su aplicación.

¿En qué consisten los secadores desecantes?

Su nombre se debe a que integran agentes desecantes para secar el aire comprimido. Para lograrlo recurren al proceso de adsorción, a diferencia del refrigerativo que emplea la absorción. El primero hace que la humedad se adhiera al desecante sin que haya una disolución mientras que en el segundo es el vapor de agua es absorbido mediante un agente secante. La palabra secante hace referencia a una categoría exclusiva de secadores, los cuales son conocidos en algunos países como secadores regenerativos o de adsorción.

El agente de secado que integran en su interior es higroscópico. Para operar es necesario que el aire comprimido sea enviado por medio de un recipiente conformado por dos torres, que son llenados con alúmina activada o gel sílice. El agente se encarga después de aspirar la humedad del aire comprimido a través de la adsorción, y se satura a medida que el proceso continúa. Por último, hay un intercambio de una torre a otra del proceso de secado y el aire dentro del sistema exhala el agente desecante seco.

Hay algunas unidades que no usan calor, en los que no hay calentadores externos e internos. Suelen tener un punto de rocío menor a los cinco grados Celsius, aunque el punto puede descender muchísimo. En las unidades regenerativas que se reactiva por calor, es posible la integración de un calentador externo o interno.

Si se cuenta con el último, se requiere una cantidad menor de aire de purga para el proceso de regeneración. En los que emplean unidades externas, por otra parte, el aire de purga representa hasta el 10% del flujo de aire del equipo. Requieren con frecuencia un filtro coalescente, el cual evita que el agente desecante sea contaminado por aceite. Se trata de un equipo que permite que los compresores de aire tengan múltiples usos en el sector industrial.

Ofrecen notables ventajas, por ejemplo, excelentes costos operativos, puntos de rocío reducidos y puede usarse en entornos peligrosos y extremos. Su uso con los compresores Monterrey es crucial en diversas aplicaciones industriales, en los que se requiere el secado para que las operaciones se mantengan integras y no disminuya la calidad de los productos. Se trata de una excelente opción para mantener la humedad controlada en el sitio, y suelen considerarse como más fuertes que los refrigerativos, los cuales suelen presentar deficiencias en entornos con bajas temperaturas.

¿En qué consisten los secadores refrigerativos?

Se trata del tipo más utilizado en los compresores de aire en Monterrey y todo el mundo. Su nombre se debe a su modo de operar, el cual es similar a los refrigeradores, los cuales evitan la humedad mediante enfriamiento, sin embargo, se diferencian por los objetos sometidos al frío, ya que los secadores tratan únicamente el aire comprimido.

Pueden enfriar el aire hasta 1.666°C y su proceso es el siguiente: una vez que el aire haya pasado por la válvula de acceso, la humedad es drenada y extraída, y el aire que se seca se caliente por el entrante. Cuando finaliza un ciclo, el aire comprimido producido presenta un punto de rocío entre cuatro y cinco grados Celsius. La unidad permite generar entornos de trabajo con humedad baja lo que elimina contaminantes y su potencial corrosivo.

Hay dos tipos en el mercado: cíclicos y no cíclicos. Los primeros enfrían una masa de aluminio o glicol mediante refrigerante. El agente rodea el paso del aire y posteriormente el aire comprimido es enfriado con un disipador, el cual es activado por medio de un termostato.

Las unidades no cíclicas hacen que el refrigerante circule de manera constante en su interior, lo que permite respuestas inmediatas ante los cambios en las cargas de baja y alta densidad. Para regular el refrigerante se utiliza una válvula de descarga o derivación. En casi todos los equipos no cíclicos, el refrigerante se condensa con un intercambiador al completarse un ciclo del proceso de compresión.

Presentan, en general, diversas ventajas, por ejemplos, son económicos y su operación e instalación son sencillas, no requieren mucho mantenimiento y pueden resistir las partículas de aceite en el aire del entorno. Las unidades no cíclicas funcionan de manera continua y su punto de rocío es constante, mientras que las cíclicas pueden conservar energía cuando hay flujos de aire reducidos. Se trata de unidades que les ayudarán a percibir mejor las ventajas de usar compresores de aire para herramientas neumáticas.

La pregunta que sigue es, ¿cuál escoger? Si bien son diferentes, ninguno es mejor que otros. La cuestión es saber cuál es el más conveniente para sus requerimientos y su entorno. Si cuentan con ambos pueden percibir notables beneficios, ya que las capacidades de uno pueden compensar las deficiencias del otro. No todos pueden costear ambos, por lo que la opción es considerar sus requerimientos específicos.

Si cuentan con entornos fríos, en los que es necesario que haya niveles de humedad sumamente bajos, se recomiendan las unidades desecantes, en cambio, si son de alta temperatura, los refrigerativos representan una opción más económica. Su uso también es conveniente en sitios donde los costos eléctricos son superiores a los de gas o vapor.

En HEFSA ponemos a su alcance el secador de la marca Carroll con capacidades desde 7.5 hasta 100 HP. Si desean conocer más detalles sobre él o están interesados en otra herramienta automotriz Monterrey, marquen a los teléfonos (81) 8351 2945, (81) 8351 9423 y (81) 8351 3945 o completen el formulario que encontrarán en nuestro sitio web.

Posts recientes
0
compresores de aire en monterreycompresores de aire en monterrey