In Compresores de aire en Monterrey, Compresores monterrey, Mantenimiento de compresor de tornillo

Los compresores de tornillo son los más demandados no solo por su excelente funcionamiento y eficiencia energética, también por su durabilidad en comparación con los compresores de pistón, sin embargo, su periodo de vida útil, que es mayor de veinte años, puede reducirse si no se toman medidas de seguridad y mantenimiento. Conocerlas es crucial antes de operarlas y mantener contacto con una empresa que se dedique al mantenimiento de compresor de tornillo para prevenir dificultades y posibles daños.

Indicaciones de seguridad

Los diversos usos de los compresores de tornillo pueden traer beneficios para muchas empresas, sin embargo, pueden también provocar inconvenientes si se omiten las indicaciones de seguridad y mantenimiento. Es importante que se protejan, a su personal y el medio ambiente de accidentes causados por los compresores. Para evitarlos, consideren los siguientes:

  • Los propietarios deben asegurar que se haga un uso correcto de los compresores de tornillo.
  • El uso y mantenimiento de compresor de tornillo tiene que realizarse solo por personas capacitadas y autorizadas. Las reparaciones deben realizarse por personal técnico calificado, de preferencia con los distribuidores o fabricantes, por tal motivo vale la pena adquirir uno con una empresa que tenga talleres de mantenimiento y reparaciones.
  • Si utilizarán un compresor en su hogar, asegúrense de que no haya niños ni mascotas en la zona de operación.
  • El compresor debe usarse únicamente para lo que fue diseñado. Su manipulación debe ser correcta y conforme a los manuales. Eviten realizar reparaciones provisionales para no dañar sus componentes o causar accidentes al operar. No desmonten ni manipulen los dispositivos de seguridad, tampoco deben modificar la presión de descarga ajustada por los fabricantes en la válvula de seguridad.
  • Si transportarán el equipo, verifiquen que no tenga presión.
  • Si cuentan con un compresor de tornillo que esté montado en un depósito, consideren el manual de instrucciones del depósito.
  • Los compresores de tornillo se calientan mientras son operados, por lo que deben ser cuidados para evitar riesgos de quemaduras cutáneas.
  • Si en su taller hay personal de reparación y mantenimiento, asegúrense de que conozca las preparaciones previas al proceso. La subsanación de averías y atención periódica debe realizarse cuando no haya tensión ni presión.
  • Las labores de carácter electrónico tienen que realizarse únicamente por personal que esté formado específicamente en la materia.
  • Eviten usar el cable eléctrico para fines para los que no está diseñado. Asegúrense de que los operadores eviten malas prácticas, por ejemplo, arrancarlo de la caja de contacto, y no resguardarlo del aceite, cantos afilados y aceite.
  • Por ningún motivo utilicen el compresor en zonas con riesgo de explosión.
  • Corroboren que utilizan el compresor del tamaño correcto. La insuficiencia y sobredimensionamiento pueden causar pérdidas de tiempo y dinero.
  • Eviten la aspiración de gases inflamables, tóxicos o corrosivos.
  • Si presentan daños, utilicen únicamente refacciones originales.
  • Es posible que durante las operaciones se produzcan interferencias en forma de ruido en la comunicación en las cercanías del compresor.
  • Revisen las disposiciones aplicables para eliminar los condensados.
  • Eviten la manipulación de los dispositivos de seguridad, protección y el circuito de refrigeración del secador frigorífico de aire comprimido. Eviten abrir los atornillados sellados del último.
  • Si piensan remplazar su equipo, elimínenlo con el seguimiento de pautas legales vigentes.

Consejos de mantenimiento

Su funcionamiento programable, automatizado y silencioso, ha convertido a los compresores Monterrey de tornillo en la opción de mayor conveniencia para abastecer las aplicaciones industriales de aire comprimido, sin embargo, pueden ocurrir dificultades por mal uso. Su mantenimiento es crucial para evitar paros repentinos en situaciones de urgencia y pérdidas económicas. Para asegurar atención adecuada, les recomendamos los siguientes consejos.

Dar servicio preventivo

Se trata de la labor que permite aumentar la vida útil de los equipos de producción. Se le conoce como preventivo porque se programan para aplicarse cierta cantidad de horas de uso. En el caso de los compresores de aire en Monterrey de tornillo, el servicio preventivo debe realizarse entre 1,000 a 20,000 horas. Incluye el remplazo de consumibles, como prefiltros, filtros, correas, lubricante, entre otros.

Para el servicio preventivo correspondiente a las 20,000 horas, consiste en una rectificación del compresor y el restablecimiento de los parámetros a los valores de fabricación del motor eléctrico. Incluye labores como cambio de retén y de rodamientos, de la válvula termostática y kit de admisión. Con respecto al motor eléctrico, se cambia el rodamiento y se realiza una recuperación de aislación cuyo fin es restaurar por completo los valores del equipo.

Ajustar contactos

Es importante que ajusten los contactos eléctricos que se encuentran en el exterior e interior del compresor. Un técnico o electricista puede ajustar de manera rutinaria los contactos eléctricos del tablero, que puede tener un borne flojo en la toma de energía, lo que produce problemas eléctricos. Si hay contactos flojos provocarán un amperaje nominal falso, es decir, un incremento del amperaje, lo que causa mayores consumos de energía, fatiga en los cables y, en los casos más graves, contactores y relevos térmicos quemados.

Ajustar correas

Se trata de una tarea rutinaria con fines preventivos y para aumentar su vida útil. Poseen un periodo de duración de cuatro mil horas, lo que en un promedio de uso de ocho horas todos los días, resulta en cerca de 30 meses. Si las correas se encuentran flojas o mal tensadas, tendrá un desgaste prematuro y evitará que lleguen y cumplan con su ciclo, por lo que deben ajustarse periódicamente.

Es importante que sea realizado con la consideración de ciertos parámetros, por ejemplo, que la correa no puede tensarse de modo que el retén resulte dañado. De manera estándar, tomen en cuenta una tolerancia de 15 mm para que no efectúen fuerzas excesivas contra el retén.

Revisiones generales y limpieza

Las revisiones visuales son importantes para detectar alguna anomalía en el funcionamiento del equipo, por ejemplo, gotas de aceite donde no debería haberlas, roce de las palas del ventilador sobre el chasis, bajos niveles de aceite, entre otros. Pueden detectarse a simple vista y solucionarse de manera inmediata.

La limpieza ayuda en el mantenimiento preventivo y asegura que el compresor mantenga una buena estética y presentación. Los daños que pueden presentarse ante su ausencia son diversos y pueden perjudicar su desempeño térmico. El radiador, por ejemplo, tiene que estar en constante contacto con la gratitud conformada por el aceite y polvo, y que se pega a las celdas lo que provoca que sea ineficiente en su efecto disipador de temperatura.

Para las labores de mantenimiento de compresor de tornillo más complejas, acudan con una empresa con amplia experiencia y con un taller equipado y que utilice refacciones originales. En HEFSA encontrarán el respaldo de expertos en reparación y mantenimiento cuyos precios son competitivos. Si desean conocer más detalles sobre nuestros servicios, marquen al (81) 8351 2945, (81) 8351 9423, (81) 8351 3945 o completen el formulario en nuestro sitio web.

Posts recientes
0
compresores de aire en monterrey