In Compresores de aire en Monterrey, Compresores de tornillo milwaukee Monterrey, Compresores monterrey

Los compresores volumétricos son indispensables para muchas aplicaciones industriales, sin embargo, la selección de uno puede ser complicada para los que no conocen mucho sobre tecnologías neumáticas. Los interesados en adquirir un ejemplar suelen encontrarse en una encrucijada: ¿compresores de pistón o tornillo? Para una decisión prudente es importante que conozcan sus diferencias y ventajas. En caso de que escojan el segundo, les invitamos a conocer las características de los compresores de tornillo Milwaukee Monterrey que ponemos a su disposición.

Generalidades de los compresores y su funcionamiento

Antes de analizarlos, es importante que conozcan aspectos básicos sobre los compresores de aire en Monterrey. Consisten en equipos que incrementan la presión de vapor o gas por medio de energía mecánica que es convertida en energía de presión o potencial. Comúnmente son reconocibles por su bomba, ya que actúa sobre fluidos que no pueden comprimirse.

Hay dos tipos distintos de compresores: volumétricos y dinámicos. Los primeros permiten la compresión con la variación del volumen que ocupa el fluido, mientras que en los segundos se consigue la compresión como resultado de la velocidad que puede impartirse al fluido.

Los compresores dinámicos, conocidos también como turbocompresores, el fluido es comprimido mediante energía cinética que se imprime en el gas por mecanismos específicos. Se trata de turbo máquinas en las que se presenta un intercambio de energía con el fluido debido a un impulsor que rota y es actúa en un eje, cuenta con palas en la periferia y se coloca en un estator.

Los ejemplares volumétricos, más allá de la presión aguas arriba y abajo, es decir, las condiciones de suministro y succión, aspiran un volumen específico de gas. Comúnmente tienen la particularidad de contar con una velocidad de flujo directamente proporcional a la de rotación y una relación de compresión que no depende de la velocidad de flujo. Hay dos tipos que son muy demandados por sus múltiples usos en el sector industrial:

  • Compresores de pistón.
  • Compresores de tornillo.

Comentemos, a continuación, sus características singulares, funcionamiento y ventajas.

Compresores de tornillo

Integra, como su nombre lo sugiere, dos tornillos con diámetro distinto y trayectorias inversas se alimentan entre sí, para producir una cavidad que se desplaza de manera progresiva desde la zona de succión hasta la zona de suministro del cuerpo del equipo y comprimir el gas. Presentan, a diferencia de las unidades alternativas, una composición mecánica más sencilla, pero no por ello deficiente. Su movimiento es constante, por lo que las tensiones mecánicas que no son tan impulsivas y dañinas. Su eficiencia mecánica es mayor, por lo que son convenientes para aplicaciones medianas y grandes.

Los ejemplares más actuales, como los compresores de tornillo Milwaukee Monterrey permiten a los usuarios ajustar la potencia de forma continua debido a que los motores eléctricos cuentan con variadores de frecuencia. De este modo, el equipo puede adaptarse a diversas demandas y garantizar la máxima eficiencia en las operaciones. Se ofrecen también con secador incorporado, que asegura la calidad del aire y la disminución de contaminantes.

Los compresores de tornillo destacan por su fiabilidad, eficiencia y su mantenimiento sencillo. Si se consideran puntos clave para su mantenimiento pueden durar más de 20 años, aún en los usos más rudos y continuos. Se ofrecen en diversos tipos, por ejemplo, los que refrigeran sin aceite o por inyección. Los modelos también suelen diferenciarse en las posibles reconfiguraciones con los inversores y tipos de transmisión.

Entre las ventajas más notables destacan:

  • Producciones constantes y que permiten ahorrar aire comprimido.
  • Sus operaciones son muy eficientes y proporciona consumos bajos de energía.
  • Su funcionamiento es silencioso, incluso los usuarios pueden conversar en la zona de compresión.

Los compresores de tornillo que requieren inyección de aceite en los rodillos son muy útiles, aunque es necesaria la lubricación constante para sellar y refrigerar el conjunto rotórico, mientras que los que operan sin aceite ofrecen suministros de aire secos y libres de contaminantes.

Compresores de pistón

Conocidos también como compresores Monterrey alternativos, realizan la compresión por medio de un pistón en el interior de un cilindro, en movimiento alternativo. Se trata de compresores que usan el trabajo que efectúan los motores eléctricos o térmicos para incrementar la presión de un gas mediante la disminución del volumen ocupado por el fluido. A ello se debe que se consideren como volumétricos. Su uso es común para la compresión del aire, sin embargo, también se usa en aplicaciones de proceso para gases diferentes al aire, por ejemplo, para metano y procesos asociados con el uso, traslado y extracción de otros gases.

Se usa también para que los fluidos refrigerantes se mantengan en circulación en los equipos de aire acondicionado. Si bien tienen una menor efectividad y su mecanismo no es tan sofisticado como los ejemplares de tornillo, son usados ampliamente en talleres pequeños y medianos, y en diversos sectores industriales.

Para ponerlos en marcha, se aspira el aire para su compresión en el cilindro, por medio de una válvula succionadora, mientras el aire es expulsado del cilindro mediante un colector de suministro. Comúnmente y aguas abajo del colector, se coloca un tanque cuya función es realizar la función de acumulación en el sistema y amortiguar los pulsos de presión que se relacionan con el movimiento alternativo del pistón. Su accionamiento puede darse con motores eléctricos o de combustión interna.

Muchas personas prefieren los compresores de pistón por su simplicidad. Su uso se ha vuelto estándar en la compresión de aire y fluidos refrigerantes, ya que posibilita relaciones por etapa de 7:1 a 9:1, lo que resulta en presiones de carga muy altas, por ejemplo, al llenar un equipo autónomo de respiración, en el cual tres o cuatro fases superan los 250 bar de presión. Se usa también para caudales limitados y altas relaciones de compresión. Entre las ventajas que ofrecen destacan los siguientes:

  • Ofrecen presiones entre ocho y 40 bar.
  • Su vida útil es amplia y son confiables.
  • Puede adaptarse a múltiples requerimientos individuales.
  • Pueden operar de manera continua y es útil para variaciones de carga que son frecuentes.

Hay, al igual que los compresores de tornillo, versiones con aceite y sin aceite. Los primeros son robustos y versátiles, con vida útil es amplia y no requieren altos costos de mantenimiento. Los segundos cuentan con sistemas modulares, por lo que pueden ensamblarse en sistemas personalizados, perfectos para aplicaciones críticas en las que el aire comprimido de alta calidad debe estar libre de aceite.

Si desean el respaldo de una empresa que ofrezca ambos compresores volumétricos, contacten a los expertos de HEFSA. Ponemos a su alcance compresores de tornillo Milwaukee Monterrey de alta calidad, o ejemplares de pistón libres de aceite, de gasolina o eléctricos. Si desean más información sobre nuestras unidades, marquen al (81) 8351 2945, (81) 8351 9423, (81) 8351 3945 o llenen el formulario de nuestro sitio web.

Posts recientes
0