Cuando tenemos una operación continua y demandante en cualquier área,  debemos tener todos los componentes de la misma en óptimo estado.

Para poder lograr esto, es necesario que proveamos a nuestros equipos de un mantenimiento adecuado. En el caso de las hidrolavadoras o bombas de agua a presión, podemos decir que se tratan de equipos muy resistentes y duraderos. Esto si se seleccionó la mejor opción para tus requerimientos, por supuesto.

Aun así, no todo se puede controlar, es por eso que en HEFSA ofrecemos la reparación de hidrolavadoras en Monterrey como uno de nuestros servicios.

Las hidrolavadoras (bombas de agua presión, hidrolimpiadoras etc.,) son máquinas que, por medio de una bomba de agua que esté siendo alimentada por un motor a gasolina o eléctrico, nos ayudan a presurizar el agua, permitiéndonos así realizar diversas actividades de limpieza.

Sin duda, los errores más comunes y por los cuales se tiene que recurrir a la reparación de hidrolavadoras en Monterrey son la falta de mantenimiento preventivo y la selección inadecuada del equipo.

Empecemos por la selección del equipo. Existen varios tipos de hidrolavadoras, la división principal es eléctrica o de gasolina, pero también existen otras variables, como por ejemplo: las hay de agua fría o caliente y de diferentes potencias.

Las hidrolavadoras eléctricas son equipos duraderos y resistentes, mientras los equipos de gasolina pueden presentar más desafíos al usarlos de manera continua. Hay una razón concreta del por qué pasa esto: las eléctricas tienden a moverse poco de lugar y las de combustión o gasolina son equipos que se mueven no solo alrededor de una área, sino tal vez en diferentes locaciones, por lo cual son más propensas a presentar daños más continuamente. Si tu operación te permite contar con una hidrolavadora eléctrica, es mejor. Pero si requieres de movilidad, puedes adquirir un equipo a gasolina, pero ser más estricto con los cuidados y mantenimientos.

También hay hidrolavadoras que pueden incluir una caldera interna, que les permite expulsar agua caliente. La presencia de la temperatura alta en el agua permite eliminar más fácilmente grasas o sustancias difíciles de despegar, pero también se tratan de equipos más costosos y especializados, por lo cual, tanto el mantenimiento como la reparación son más demandantes.

Otro factor que es sumamente importante a la hora de seleccionar la hidrolavadora más adecuada es la potencia. Hay hidrolvadoras caseras que pueden dar desde 1,000 hasta 2,000 psi y son ideales para trabajos más bien pequeños y siendo utilizada de manera ocasional.  Existe una categoría intermedia de 1,500 psi a 3,000 psi para trabajos un poco más demandantes y pudiendo brindar un uso intermitente y existen las hidrolavadoras de tipo industrial de 3,000 a 6,000 psi, que como lo dice su nombre, nos pueden ayudar mucho para trabajos industriales y con tareas más demandantes y que requieran de un uso continuo.

Tanto elegir un equipo más grande que el que se necesita o elegir uno más pequeño, puede tener consecuencias directas para el tiempo de vida útil del equipo, ya que es importante que sepas que no siempre es adecuado comprar una hidrolavadora con la mayor potencia disponible, pues además de ocupar mayor espacio, pueden consumir más agua de la que necesitas, esto derivando en un mayor costo, sin contar el desperdicio de agua. Por otro lado, obtener un equipo con menor presión de la que se requiere, solamente te hará perder tiempo y dinero, pues al exigirle que te cubra una necesidad que es indicada para un equipo mayor dejará de funcionar en muy poco tiempo y tal vez de manera incosteable (no se puede reparar).

Una vez que hayas seleccionado el equipo que es más adecuado para ti, el otro paso importante es el mantenimiento preventivo. Como cualquier equipo que tenga motor, es importante revisar periódicamente sus niveles de aceite (esto también aplica para la bomba) pues si permitimos que los niveles bajen, podemos enfrentar un colapso en el motor o la bomba por falta de lubricación.

El nivel del agua es otro dato que se tiene que tomar en cuenta de manera imperativa. Una hidrolavadora que trabaje en seco podría hacer daños graves a la bomba y a sus componentes, pues es un equipo que está diseñado para trabajar con esta materia prima.

En el caso de las hidrolavadoras eléctricas, también debemos de estar al pendiente de los cables y conexiones, que no tengan rasgaduras o se encuentren expuestos. Además de que se tenga una instalación eléctrica correcta con un arrancador independiente. Esto cobra aun mayor importancia, pues el agua y la corriente eléctrica nunca deben de tener contacto, ya que esto representaría una amenaza de seguridad fuerte.

Si tomamos en cuenta estas dos variables, las hidrolavadaoras que manejamos en HEFSA son de la mejor calidad disponible en el mercado y te servirán por muchísimo tiempo.

Brindándote los mejores precios posibles, nos preocupamos por las marcas que ofrecemos, pues sabemos que tu operación no se puede ver afectada. Con Evans, General Pump, Annovi, Generac, Honda, entre otras. Te garantizamos que no tendrás problemas con tu hidrolavadora; pero, si a pesar de esto se presenta una falla, contamos con el servicio de reparación de hidrolavadoras en Monterrey. Te ofrecemos la opción de  servicio a domicilio o con gusto te podemos recibir en nuestras instalaciones también. Te podemos dar asesoría telefónica y presupuestos sin ningún compromiso.

Nuestras reparaciones están garantizadas, pues siempre utilizamos refacciones originales y mano de obra de primer nivel. Contáctanos hoy mismo para recibir el mejor servicio de reparación para tu hidrolavadora, estaremos contentos de poder servirte.

0