Reparación de compresores en Monterrey

Recordemos que los compresores de aire son máquinas que almacenan y comprimen el aire en un tanque, para que pueda ser utilizado para alimentar un sinfín de herramientas neumáticas o equipos industriales.  Son la potencia de la que se alimentan muchos componentes de talleres mecánicos y empresas industriales, pero a su vez ellos también requieren de potencia.

Los compresores de aire pueden ser eléctricos o de combustión (es decir gasolina o diésel). También pueden ser de pistones o de tornillo, caseros o industriales, con tanque horizontal o vertical y muchas más variables. Mencionamos esto porque, al ser uno de los equipos imprescindibles en muchos negocios, también pueden ser de los más demandantes de atención.

En HEFSA brindamos el servicio de reparación de compresores en Monterrey de una manera especializada, económica y eficaz pues sabemos que su compresor es la matriz de los procesos que usted debe tener en su operación.

Pero, ¿Cómo podemos evitar que el compresor falle tan seguido? Muy sencillo: con el mantenimiento y cuidados indicados. A continuación te mencionaremos cuáles son los pasos principales para tener a tu compresor cuidado, y así puedas evitar tener que recurrir a la reparación de compresores en Monterrey.

En primer lugar, como cualquier máquina lubricada, el aceite que lleve el compresor debe ser revisado periódicamente. Recordemos que esta máquina usa aceite para poder sellar o  lubricar sus diversos mecanismos, por lo cual un déficit de este componente podría comprometer seriamente su funcionamiento. Existen diferentes tipos de aceite para compresor, pero es importante que se utilicen los que son indicados para ello. En HEFSA manejamos dos tipos: aceite mineral para compresor (AW100) que está indicado para hasta 100 horas de trabajo y el aceite sintético para compresor (X3000) que te puede dar hasta 3000 horas de trabajo. Es importante que solo este tipo de aceites sean utilizados, ya que son los únicos manufacturados especialmente pensando en los compresores.

El filtro de aire que lleva el compresor también es algo que debe ser cuidado. Como el compresor se alimenta del aire del ambiente, este en ocasiones puede estar contaminado o húmedo, ahí es en donde el filtro hace su función, pues es el encargado de limpiar y purificar ese aire para que llegue al compresor de manera más limpia. El filtro debe ser limpiado y cambiado de manera periódica  para que esté siempre en condiciones óptimas.

Un paso imprescindible a la hora de realizar el mantenimiento a un compresor es la limpieza del mismo.  Por lo general, los compresores suelen estar en lugares expuestos al polvo, polen o suciedad,  y estos componentes tienden a acumularse en los equipos decreciendo poco a poco su eficiencia. Se recomienda limpiar el compresor con la mayor frecuencia posible, o al menos una vez cada veinte días.

Otro factor de riesgo para el compresor es en donde lo ubiquemos. Como en la mayoría de los casos los compresores son máquinas grandes y pesadas, tienden a quedarse en un mismo lugar, lo cual no es malo a menos que no tomemos en cuenta las condiciones del lugar en el que lo decidimos ubicar. Por ejemplo: si un compresor se encuentra al aire libre sin techo, con el paso de los años podría sufrir de oxidación, o si lo tenemos alrededor de máquinas que emiten mucho calor podría correr el riesgo de sufrir sobre calentamiento. En fin, el lugar ideal para un compresor es con temperatura media y con suficiente espacio para trabajar, esto garantizará su buen funcionamiento y eficacia.

En la cuestión eléctrica, los compresores, dependiendo de su tamaño, deben de ser instalados con un arrancador eléctrico externo, esto permitirá regular su consumo y evitar cortes. Tomando esto en cuenta, es importante revisar las conexiones del compresor, así como realizar esto cuando el compresor se encuentre apagado y sin corriente eléctrica. Los daños al motor de un compresor suelen ser causados en su mayoría por cambios en la corriente, por lo cual hacer una instalación adecuada y supervisada por un electricista siempre será la mejor opción.

Estos fueron los cuidados básicos que debes de tener con tu compresor, el mantenimiento preventivo (cambio de aceite, filtros, revisión eléctrica y localización del compresor) podrá ayudarte en gran medida a que tu compresor tenga una vida útil más larga y que no falle de manera seguida.

Habiendo dicho esto, en ocasiones los equipos pueden fallar de cualquier manera, y es por eso que en HEFSA ofrecemos la reparación de compresores en Monterrey y en toda el área metropolitana.

Brindamos también el servicio de mantenimiento y la venta de refacciones originales y accesorios como filtros, aceite, switch de presión, válvula check,  válvula de seguridad, filtro purificador, bielas, metales, anillos, etc.

Manejamos las marcas más especializadas y somos un taller autorizado de servicio de marcas como Evans, Carroll, High power, M power, entre otras. Tenemos más de treinta años en el negocio de los compresores y  por eso somos especialistas.

Reparamos  y brindamos mantenimiento a compresores eléctricos, a gasolina, de tornillo y de todos los tamaños a domicilio o en nuestro taller. Brindamos asesoría telefónica en caso de necesitarse y cotizaciones sin compromiso en el menor tiempo posible.

Nuestro objetivo es que tu operación no se vea afectada, por lo que en caso de que la reparación vaya a tomar un par de días te podemos prestar algún equipo para que no dejes de trabajar mientras nosotros reparamos tu compresor.

Estaremos muy felices de poderte servir, todos nuestros trabajos son 100% garantizados. Esperamos tu llamada.