Hidrolavadoras en Monterrey

En HEFSA nos preocupamos por ofrecerte la mayor gama de equipos y herramientas que serán necesarios para ti. Nos especializamos en toda clase de equipo y herramienta para el sector industrial, de transporte, mecánico, e incluso para el hogar. Uno de los productos más buscados y necesitados son las hidrolavadoras en Monterrey, pero… ¿Que son las hidrolavadoras y cómo funcionan? Aquí te explicamos a continuación.

Una hidrolvadora, en términos generales, es una maquina industrial (en la mayoría de los casos) que, conectada a una toma de agua, es capaz de lanzar agua a muy alta presión para ser utilizada en diferentes aplicaciones.

Son exponencialmente más potentes que una manguera regular y además utilizan una mucha menor cantidad de agua, lo cual es una ventaja en relación a costo, y como solución a temas relacionados con el medio ambiente.

Las aplicaciones en las que se puede utilizar las hidrolavadoras son muy variadas. Su función básica es limpiar a conciencia cualquier tipo de superficie, y sin ningún problema puede eliminar pintura suelta, grasa, polvo, materiales de construcción, cualquier tipo de químico o sustancia, sin importar su consistencia, entre muchísimas otras cosas.

Las hidrolavadoras en Monterrey están compuestas principalmente por una bomba de agua  de alta presión cuya fuente de energía es un motor, que puede ser eléctrico o gasolina, más adelante profundizaremos en los detalles. Se conectan a una toma de agua regular y con solo tocar el botón de encendido, puede comenzar a funcionar.  

Adicionalmente, existen accesorios para complementar tu equipo, que te darán un mayor resultado en lo que tú quieras utilizarla.

Existen dos tipos de hidrolavadoras: eléctricas o a gasolina.

Las hidrolvadoras eléctricas cuentan con un motor eléctrico y se conectan directamente a la toma de corriente o mediante un arrancador externo, dependiendo de su tamaño, y se utilizan en la mayoría de las ocasiones de forma fija (la mayoría de los car wash o estaciones de trabajo de limpieza utilizan esta opción).

Mientras que las hidrolavadoras a gasolina cuentan con un motor de combustión interna, y aunque tienden a ser más ruidosas, se pueden emplear sin problema de forma remota, y  equipadas en un carrito con llantas, podrás moverlas hacia donde tú desees, sin ningún problema.

Uno de los factores determinantes a la hora de decidir qué equipo se debe adquirir, encontramos la presión que se pudiera llegar a utilizar. La unidad de medición más común en estos equipos son los PSI (pounds force per square inch, por sus siglas en inglés; en español, libras de fuerza por pulgada cuadrada), y estos nos ayudan a determinar qué clase de equipo necesitamos.

 

Tomando en cuenta lo anterior, podemos clasificar las hidrolavadoras en  tres categorías: caseras o uso ligero, comerciales o uso medio e industriales o uso pesado.

 Las hidrolavadoras caseras, o de uso ligero, como lo dice su nombre, se pueden utilizar en el hogar; con una presión máxima de 1500 PSI, es el equipo  perfecto para limpiar exhaustivamente  tu patio, carro o paredes.  Es importante aclarar que estas hidrolavadoras funcionan con un ciclo de trabajo bajo, es decir, son de uso ocasional, y por cada hora de trabajo debe descansar al menos tres aproximadamente, dependiendo del equipo.

Las hidrolavadoras de uso ligero o comerciales, pueden ser de 1800 a 2500 PSI y se pueden utilizar sin problema para limpieza de equipos industriales, plataformas, paredes de extensión considerable, establos, etc.  El ciclo de trabajo de estas hidrolavadoras es más amplio que el de las caseras y pueden trabajar sin problema de manera intermitente.

En cambio, las hidrolavadoras de uso industrial, o pesado, van de 2,500 hasta 6,000 PSI, pueden ser utilizadas para limpiar camiones, chasises, tráileres, superficies grandes, patios, o incluso naves industriales completas. A diferencia de las hidrolavadoras comerciales, o caseras, este tipo de equipo puede ser utilizado de manera continua y constante. Con la hidrolavadora indicada, cuidados básicos y una correcta instalación, pueden durar mucho tiempo.

Otro factor que se debe de tomar en cuenta al elegir una hidrolavadora encontramos los galones por minuto (gpm) que el equipo produce. A esto se le conoce como caudal y nos habla de la cantidad de agua que la hidrolavadora expulsa por minuto. Es decir que el tamaño de “chorro” depende 100% de esto. Los GPM de una hidrolavadora no van conjuntamente relacionados con las PSI. Por ejemplo: puede haber dos hidrolavadoras, ambas de 2,000 PSI, y mientras una otorga 1.6GPM, la otra puede ofrecer 3.2 GPM. Es importante que, a la hora de escoger un equipo, se tomen en cuenta tus necesidades y así puedas obtener lo más indicado para ti.

Como lo habíamos mencionado, las hidrolavadoras en Monterrey también tienen accesorios adicionales. Uno de los más importantes es la válvula reguladora, que como su nombre lo dice, nos permitirá regular la presión deseada de la hidrolavadora por medio de un simple control circular.

También existen boquillas de diferentes tipos, que podrás adecuar a tu equipo; estas pueden cambiar la forma en que el agua es expulsada, dependiendo de lo que quieras realizar en ese momento.

En HEFSA manejamos las mejores hidrolavadoras en Monterrey, pues gracias a nuestra experiencia hemos podido constatar que el buen funcionamiento y productividad de una hidrolavadora es directamente proporcional a la calidad de sus componentes.

Como te he comentado a lo largo de este artículo, para poder garantizar que tienes el mejor equipo para ti y que te va a durar mucho tiempo, lo único que tenemos que saber es en qué planeas utilizar tu hidrolavadora y cuánto tiempo al día la vas a tener trabajando.

Somos expertos en hidrolavadoras industriales y estamos seguros de que con nuestro equipo no tendrás ningún problema. Llámanos hoy mismo para más información y cotizaciones, con gusto te atenderemos y resolveremos todas tus dudas.