En HEFSA podemos estar satisfechos de tener más de treinta años de experiencia en la ciudad de Monterrey. Sin duda nuestra especialización recae en la venta, renta y reparación de compresores de aire, en todos sus tamaños, funciones y capacidades.

Los compresores Monterrey son uno de los equipos con mayor demanda en el sector industrial, pues nos ayudan  a alimentar de aire a un sinfín de máquinas o aplicaciones. Recordemos que el proceso de operación de los compresores monterrey  consiste en tomar aire, comprimirlo y liberarlo a alta velocidad. Esto es lo que ayuda al compresor a  efectuar varias actividades u operaciones tanto de forma doméstica,  como en diversas instalaciones como fábricas, talleres mecánicos para autos o camiones, o en cualquier industria en general.

En esta ocasión nos gustaría comentarte las diferencias entre los dos tipos de compresores de desplazamiento positivo que existen: los compresores de pistón y los compresores de tornillo.

Antes que nada debemos aclarar que desplazamiento positivo significa que  el principio fundamental  de estos compresores se basa en la disminución de la cantidad del aire que se encuentra  en la cámara de compresión en donde esté instalado, de esta manera  se produce el incremento de la presión interna hasta llegar al volumen deseado, y es ahí cuando el aire se libera del sistema.

El funcionamiento del compresor de pistón  (que puede ser lubricado o libre de aceite para la industria médica o alimentaria)  consiste en que  el aire se aspira  hacia dentro de un cilindro, por medio de  la  acción de un pistón que es movido a su vez  por una biela y un cigüeñal. Cuando  el ya mencionado  pistón realiza el movimiento contrario, comprime el aire del  cilindro, liberándolo o lo traspasa a la siguiente etapa, cuando se haya logrado la presión que se buscaba.

El compresor de tornillo, como lo dice su nombre está compuesto por un par de tornillos (macho y hembra) que crean un giro simultaneo que llena de aire los espacios que se forman entre ellos, elevando considerablemente  la presión según decrezca  el volumen de los espacios. El desplazamiento de aire es lineal. Pueden ser alimentados  por un motor a gasolina o diésel  y pueden ser portátiles o fijos según su preferencia.

Los compresores de pistón son  la opción más utilizada, ya que son más económicos (en costo y en mantenimiento) y son ideales para trabajarlos de manera portátil y en trabajos extenuantes.  Aunque es importante mencionar que el compresor de tornillo cada vez está teniendo más demanda por su alta funcionabilidad y duración.

Una de los contrastes principales entre el compresor de pistón y el compresor de tornillo es el ciclo de trabajo. Recordemos que el ciclo de trabajo se define como la cantidad de  tiempo que un compresor puede operar óptimamente  sin riesgo de calentarse y por ende desgastarse y  bajar la productividad.  El ciclo de trabajo de un compresor de pistón suele ser menor que el de un compresor de tornillo por lo cual en la mayoría de las ocasiones se tienen que adquirir con una capacidad mucho mayor de la necesaria para que pueda aguantar el tiempo deseado de actividad. Mientras que el compresor de tornillo tiene ciclos de trabajo de hasta el 100%, es decir que pueden trabajar continuamente por el tiempo que sea necesario sin ningún problema.

Sin duda, otra diferencia  que puede llegar a ser bastante relevante es el nivel de calor y ruido que emiten los equipos. Mientras los compresores de pistón producen un aire caliente y húmedo, los equipos de tornillo cuentan en su mayoría con un equipo de enfriamiento  interno que emite el aire a una temperatura baja. En cuanto al ruido la diferencia es bastante clara pues los compresores de pistón pueden producir una vibración continua que hace que sean ruidosos, el compresor de tornillo es silencioso y produce poca vibración, siendo esto una ventaja para el acomodo de máquinas, pues este último se puede instalar en cualquier lugar sin ser una molestia.

Aunque la diferencia de costos es en su mayoría la razón por la que el compresor de pistón es seleccionado, es importante que se considere que hay ahorros relevantes al escoger un compresor de tornillo también, pues al ser un equipo que trabaja continuamente  puede representar un ahorro en el consumo eléctrico, sin contar que la calidad superior del aire que producen puede ahorrar costos de producción según sea el uso que se le está dando.

Al final del día la decisión entre adquirir un compresor de tornillo o uno de pistón debe de tomarse con base a los requerimientos que se necesiten en la operación, pues deben de tomarse en cuenta todas las variables que existen para que la inversión sea redituable y productiva.

En HEFSA podemos apoyarle a tomar la mejor decisión, tenemos asesoría gratuita y servicio de instalación para la compra de tanto compresores de pistón como compresores de tornillo. Solo tiene que decirnos el uso que planea darle y los requerimientos de su herramienta y le diremos cuál es su mejor opción.

Somos distribuidores de las mejores marcar de equipos y accesorios tanto de compresores de pistón como de tornillo (EVANS, FIAC, CARROLL , IR, entre otras) y también contamos con taller de servicio por lo cual usted podrá contar siempre con el respaldo técnico para instalación, mantenimiento y reparación de su equipo. Llámenos  al (81)83 51 29 45  y al (81) 83 51 94 23. Somos especialistas en compresores Monterrey estaremos contentos de poderle servir.

0