En HEFSA somos expertos en las bombas de agua en Monterrey. Contamos con bombas de las mejores marcas, y sobre todo, con un equipo de especialistas que le apoyarán a tomar la decisión de qué equipo adquirir.

En el caso de las bombas de agua en Monterrey, tendríamos que empezar diciendo qué son las bombas de agua: una máquina que utiliza energía aplicándola para mover agua, por lo general de forma ascendente, para transportarla de un lugar a otro, para abastecer un área determinada; se utilizan bombas de agua en muchos sectores: doméstico, comercial e industrial.

Existen varias clases de bombas, por eso el primer paso sería determinar cuál es la que se necesita, ya que no es lo mismo una bomba que se pudiera utilizar para decoración en una fuente, a alguna que se utilice en una alberca o para poder regar un campo abierto.

De entrada podemos proponer  que los tipos de bombas las dividamos en tres: bombas periféricas, bombas centrifugas y motobombas.

Las bombas periféricas son utilizadas sobre todo en el hogar, son eléctricas y su función principal es elevar agua y mejorar la presión debido a que son elípticas y a que tienen poca potencia. También pueden ser conocidas como bombas de tipo turbina (pues es su componente principal). Pueden llegar a tener un caudal de 85 a 90 litros/minuto y tener una potencia aproximada de ½ caballo, hasta 1 ½ HP (dependiendo del tamaño de la bomba). Esta bomba es fácil de manipular, de instalar y de mantener, por lo que es muy popular.

Las bombas centrifugas son las que se utilizan principalmente  para sustraer liquidos de pozos o norias en cantidades muy altas. También se pueden encontrar como bombas roto dinámicas y pueden tener la capacidad de transportar entre 120 y 160 litros por minuto y tienen un caudal de entre 85 y 150 litros por minuto, dependiendo del modelo, por lo que funcionan para extraer agua en grandes cantidades.

Las motobombas son máquinas que cuentan con su propio motor a combustión (pueden ser alimentadas por gas o diésel), por lo cual funcionan de manera solitaria. Pueden transportar líquidos o gases, e incluso sustancias combinadas. Esta bomba impulsa caudal y presión al mismo tiempo, por lo que puede incrementar la presión agregando fuerza hidráulica. Son las indicadas para trabajos agrícolas y trabajos en los que se necesite llevar agua a lugares que se encuentren alejados.

Los principales parámetros a considerar en relación a las bombas de agua son: la altura de aspiración, la altura máxima y la descarga.

La altura de aspiración o absorción nos habla  la distancia  que hay entre la bomba física y el nivel del agua al que se está introduciendo. Este dato es relevante, pues es el que nos dictará la longitud de la manguera que se utilizará para la aspiración.

La altura máxima, como lo dice su nombre, nos invita a conocer el total de distancia entre el  nivel del agua  (o la toma del líquido) y el destino al que se está transportando.

La descarga es la velocidad en que se transportará el agua y se puede medir en galones por minuto (GPM); es la encargada de brindar el poder para mover el agua a la velocidad que se desee.

Los materiales de los cuales están construidas las bombas también pueden ser variables y nos determinarán en qué deben de ser utilizadas también.  El principal componente es el bronce, que tiene muy buena ductilidad, conductividad, resistencia y es poco propenso a la corrosión. También se utiliza el aluminio, que es poco propenso a la oxidación, e incluso acero inoxidable, que como es sabido, también es poco corrosible y funciona para trabajos en los cuales la presión sea moderada.

Para el tipo de bomba que elegirás también es importante considerar si transportarás líquidos limpios o líquidos sucios. Cuando la necesidad es transportar líquidos limpios, las bombas tendrán un proceso de absorción, pues su consistencia fluida hacen de esta la opción más sencilla; en cambio, cuando estemos tratando de movilizar líquidos sucios, las bombas realizarán un movimiento de presión, ya que no habría necesidad de cuidar la sustancia y funciona además como preparación en caso de enfrentarse a alguna situación de consistencia más densa.

El tamaño de las bombas es otra variante que dependerá de tus necesidades.  Si lo que tú requieres  es solamente agregar presión al flujo de tu vivienda (hidroneumáticos), regar un jardín de manera intermitente, o tal vez para una alberca de tamaño chico o mediano, entonces la mejor opción será una bomba pequeña que no requiere de mucha alimentación de energía, pero que fácilmente podrá con estas simples tareas.

Pero si lo que tú requieres son trabajos de transportación a distancias alejadas o procesos industriales grandes, es mejor tomar en cuenta adquirir una bomba grande o mediana; como en todos los equipos, es importante que se elija un equipo que tenga un poco más de capacidad del que se necesita para evitar contratiempos o dinero mal invertido.

A lo largo de este artículo, habrás podido notar que saber qué bomba es la adecuada para cada necesidad no es algo tan sencillo. Hay muchas cosas que se deben de tomar en cuenta a la hora de tomar una decisión (caudal, distancia, materiales, potencia etc.). Nuestro objetivo como empresa es que nuestros clientes queden muy satisfechos con su compra, por lo cual ofrecemos asesoría sin costo ni compromiso para ayudarte a elegir cuál es la bomba más adecuada para ti.

Nuestro especialista platicará contigo acerca del trabajo que quieras realizar y te apoyará a que tomes la mejor decisión. En bombas de agua en Monterrey puedes estar seguro de que seremos tu mejor opción y al menor costo. Contáctanos hoy mismo y solicita tu cotización, con gusto te atenderemos.

0